Lo mejor de Diamantina®
en relación a los criterios de selección

 

La Diamantina® para profesionales  >  Lo mejor de Diamantina® en relación a los criterios de selección


Lo mejor de Diamantina® en relación a los criterios de selección A partir de la selección de nuevas variedades, la colección Diamantina® le ofrece sólo ventajas. Por tanto, la selección es un proceso colegiado. Ésta implica genetistas, multiplicadores, productores y comerciales.

Los criterios de esta selección son:
  • Criterios morfológicos
    Talla y color de las flores, morfología de las hojas, tallo, porte de la planta.

  • Criterios fisiológicos
    Se presta especial atención a:
  • La precocidad de floración,
  • La estabilidad del color especialmente en situación de exposición solar extrema.
  • Los otros criterios fisiológicos son: floración y duración de la misma, inflorescencias de auto-limpieza, capacidad de ramificarse, resistencia a patógenos, resistencia al estrés hídrico.

  • Criterios agronómicos
    Capacidad del enraizamiento de los esquejes, facilidad de inicio de los esquejes, capacidad de crecimiento en base a la temperatura.

  • Criterios de mercado
    Pruebas confidenciales de aceptación de las novedades. Los criterios objetivos y diferenciales para estos últimos son: la novedad y la estabilidad de colores, el porte de las plantas, la precocidad, la abundancia y durabilidad de las flores, la tolerancia a patógenos, la resistencia al estrés hídrico.

Durante esta selección llevada a cabo por Lannes, cualquier incumplimiento de los criterios mencionados anteriormente da lugar a una sanción en el grado más alto posible Sin duda, esta nueva colección Diamantina® es un doble desafío :
  • Calidad ornamental,
  • Satisfacción del consumidor.

  • Debido a la diversidad de la colección Diamantina® proponemos a los productores una auténtica segmentación del mercado con unas series muy bien diferenciadas.

    Por último, tenga en cuenta que Lannes dedica el tiempo necesario para medir la satisfacción del consumidor. Por ello, desde el 2013, toda nueva variedad no será comercializada de ninguna forma durante un periodo de 2 a 3 años. Este tiempo nos permite analizar la percepción de los consumidores. Pasado este período, el desarrollo industrial sólo estará abierto para las variedades que hayan recibido una opinión positiva.



     

    • I